Cirugía maxilofacial

Cuando todo tiene solución

Extracciones Álvaro y Franco Dental

Extracción de cordales.

La extracción de cordales es lo que comunmente se conoce como «quitar las muelas del juicio».

¿En qué consiste la extracción de cordales?

Casi el 70% de la población en España tiene una muela del juicio en la mandíbula que no erupciona correctamente (datos de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial SECOM). Este problema también afecta al maxilar, donde estos datos indican que es un 45% de la población en España la que tiene este problema.

Para solucionarlo se requiere de Cirugía Maxilofacial. Debemos extraer estas piezas que pueden provocar dolor, infecciones de repetición, quistes, lesiones en mandíbula y en el molar contiguo, inclusiones en los senos nasales por su raíz, etc. También es necesario suprimir inclusiones en los senos nasales por su raíz cuando en casos de necesidad por ortodoncia es imprescindible.

¿Cómo se realiza la extracción de cordales?

En muchas ocasiones estas muelas o erupcionan mal, o producen un problema grave que requiere de su extracción como hemos comentado. Antes de realizar la extracción hay que realizar pruebas de imagen como ortopantomografías o un TAC 3D que nos dará toda la información necesaria para la intervención.

Una vez recogidos los datos del estudio previo se procederá la preparación para la intervención que puede conllevar medicación previa y posterior como, por ejemplo, analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos.

La intervención requiere la anestesia de la zona, siendo necesaria la sedación total en algunos casos y será siempre valorada por el cirujano.

Siempre hay una solución para cada caso.

91 066 93 38

Implantes Álvaro y Franco Dental

Elevaciones de seno maxilar.

La falta de altura ósea en el maxilar puede implicar la imposibilidad de la colocación de implantes.

¿Por qué puede ser necesaria la elevación de seno maxilar?

En muchos casos y debido generalmente a la pérdida de una pieza dental, cuando se deja pasar demasiado tiempo sin solucionar mediante un implante este hueco, el hueso pasa por un proceso de desgaste y/o reabsorción, haciendo que este merme y sea imposible la colocación de un implante de forma normal. También hay casos en los que de forma natural el paciente carece de suficiente altura ósea.

Esta necesidad de elevación del seno maxilar debe ser resuelta para poder devolver la funcionalidad a la boca.

Por lo tanto, la necesidad de elevación del seno maxilar está directamente relacionada con la posibilidad de solucionar un problema de falta de pieza o piezas dentales.

¿En qué consiste la elevación de seno maxilar?

Esta intervención consiste en despegar la membrana que recubre los senos maxilares e introducir un material que favorece la formación de hueso para que el implante tenga una mayor estabilidad.

En esta intervención se utiliza hueso de origen bovino o del propio paciente, por lo que es necesario un proceso de osificación que puede durar de 4 a 6 meses antes de la colocación de los implantes.

También existe la posibilidad de realizar una elevación de seno maxilar cerrada o atraumática con la colocación de implantes en la misma cirugía.

¿Necesita un implante seguro?

91 066 93 38

Lámpara frontal Álvaro y Franco Dental

Regeneraciones óseas.

Crear hueso sano y suficiente hoy es posible y de este modo, podemos colocar prótesis de manera exitosa.

¿Qué es la regeneración ósea?

La regeneración ósea trata de mejorar la calidad y la cantidad de hueso en zonas de pérdida ósea, ya sea alrededor de los dientes del paciente o para la colocación de implantes.

Los tejidos de soporte de los dientes deben mantenerse sanos para que los dientes tengan una vida saludable y duradera.

Mediante la regeneración ósea se pueden corregir aquellos defectos óseos que condicionan los tratamientos con implantes. Es tan importante la calidad del implante como la del tejido donde va a estar ubicado.

¿Tiene alguna duda?

91 066 93 38

Injerto de Hueso Álvaro y Franco Dental

Injertos óseos.

Cuando la pérdida ósea no permite la colocación de implantes, es necesario recurrir a los injertos óseos.

¿Qué es un injerto óseo?

Existen casos en los que es necesaria la colocación de hueso para rehabilitar la función y la estética del paciente, bien mediante rellenos con biomateriales en defectos óseos localizados, o bien por medio de autoinjertos (hueso del propio paciente) en defectos localizados o en reconstrucciones de los maxilares.

El injerto tiene la capacidad de aumentar el volumen tanto en anchura como en altura de la zona maxilar o mandibular a regenerar.

Para aislar la zona regenerada y como barrera, recurrimos a la colocación de membranas sintéticas o biológicas, como el colágeno, que son perfectamente reabsorbidas por el organismo.

Las personas que han estado sin dientes durante mucho tiempo presentan atrofias más severas, por lo que tienen más posibilidades de necesitar injertos óseos, pero no necesariamente son el único caso. Se pueden necesitar por diversos motivos a valorar siempre por el cirujano.